lunes, 10 de noviembre de 2008

MIS OJOS SE LOS LLEVÓ LA MUERTE. ARTÍCULO PUBLICADO EN EL DIARIO “EL COSMOS” DE LA CIUDAD DE KALI EL DÍA 21 DE ABRIL DE 2008.

Por Ruperto de las Casas.
En el día de ayer Emiliano Jaramillo vio por última vez la luz, y no por no haber pagado el último recibo de los servicios, sino por convertirse en una nueva víctima de “Los Hijos del Neón”.
Emiliano era un hombre trabajador que en verdad no merecía esta suerte. Después de tener una humilde casa en el barrio Cacique Suamox y ser padre de familia, tuvo que presenciar como una facción del reconocido grupo arrasaba con todo lo que amaba.
“Fue horrible, afirma esta pobre víctima, vinieron a eso de las seis de la tarde con antorchas en la mano, incendiando todo a su paso. Yo salí con mi familia antes de que le prendieran candela a la casita pero eso no les bastó. A mi mujer la golpiaron y la violaron en mitad de la calle. Mi hijo Hector, de 8 años, intentó ayudarla y lo único que logró fue que lo golpiaran hasta que se le fueron las luces. A mi hija de 15 años se la llevaron y no he sabido nada de ella. A mí, después de ver como violaban a mi mujer me agarraron a patadas y luego me sacaron los ojos. Lo último que pude ver fue como a mi señora le arrancaron una oreja. Yo hoy lo único que le pido a las autoridades es que me ayuden de alguna forma ya que me quedé sin casa y sin familia”
Este es uno de los testimonios de una de las tantas víctimas de la nefasta y sangrienta ola de violencia que tuvo lugar ayer en la ciudad al celebrarse un nuevo aniversario de la existencia de “los Hijos del Neón”

2 comentarios:

Grupo Ondas dijo...

Uff,terriblemente real.

Luis Patricio dijo...

Por aqui pasaron ayer. Estuvimos de buenas que no se metieron sino a la casa de Doña Rebeca (que estaba mercando)y le mataron las perritas que disque porque hacian mucha bulla. Todo el mundo muerto del susto eso si, y que mas hace uno?