martes, 27 de mayo de 2008

UCRANIA


La peor consecuencia de los adelantos modernos es sin duda alguna el jet-lag.
Desde el momento en que el avión despego pude sentir como pocoa poco iba dejando mi alma atrás, quiza aferrada al recuerdo de Isabel o a cualquier cosa que pudiese aferrar.
Ucrania es fría y no bastan las pildoras de serotonina para que deje de sentirme como un paria expulsado de quiens abe donde. Ucrania es fría y parecen sacadas de alguna époce entre 1920 y 1940 en el país del Sagrado Corazón.
Las mujeres me parecen igual a los hombres y los hombres igual a los niños o los enanos.
Ucrania es fría, siento un dolor que se me clava en los huesos a medianoche y maldigo a mi editor por haberme enviado aquí sin siquiera pedir mi consentimiento.
Así que aqui estoy, sintiendome un poco vampiro, un poco zombie, un poco idiota lejos de mi Tierra de Muertos.

1 comentarios:

Martha dijo...

Este es el tercer comentario que escribo y espero que esta vez sí resulte y salga publicado.
Me gustó la introducción al tema de Ucrania, y espero que haya más.
Me desesperan los errores de digitación, si eres un disparaletras deberías mejorar tu puntería.
Juro que en los anteriores comentarios era más cariñosa