miércoles, 6 de agosto de 2008

Carta Abierta a Simone

No te llamas Simone por supuesto, a pesar de tu pinta intelectual y tu mirada triste no te llamas Simone. Sin embargo eso no es lo que importa.
Ha sido por ti que he sabido como Skin escapó de la cárcel, como avanzaron ese grupo de amigos, complices y quizas amantes, como derribaron guardias y desperdigaron a la multitud con el único repulsor indemne. Como ese hombre-niño llamado Atón (por ti he sabido que es un hombre-niño) arrancó los barrotes de la celda (como en cualquier película del oeste)y se llevo a Skin en su repulsor, como el sol brillaba sobre la piel oscura de Skin y como Atón, vestido de negro, movilizaba sus huestes primitivas y bestiales.
Mientras me contabas todo vi como encendías un cigarrillo tras otro en la Plaza Botero, como interpusiste tu mano cuando desee tomarte una foto. Adivine otra historia detras de lo que me contabas, una historia que intuyo con muchos vericuetos y peligros que la hacen, precisamente, más interesante. No sé nada más Simone, sólo espero que visites este blog (espero no recordar mal cuando creo que te di la dirección allá en Madein)y leas esta carta, una carta abierta que es sólo para ti Simone.

3 comentarios:

Grupo Ondas dijo...

Sigo esperando los detalles de la fuga

SimoneB dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SimoneB dijo...

He visto tu carta, que me ha conmovido y removido... he puesto un link desde este blog... y allí está también un dejo de respuesta. http://botandocorriente.blogspot.com/2008/08/para-jean-paulandor-desde-el-ardor-de.html