jueves, 4 de septiembre de 2008

CARTA A SIMONE

Ya ves mi querida Simone como ante tu silencio tengo que tomar de nuevo la voz. He tenido porblemas ultimamente, lo que más me pesa es que las palabras se desgranan ahora con lentitud y de cada tres dos caen muertas como piedra.
Es dificil escribir ahora, dificilisimo. Si antes el papel corría como agua entre mis dedos, ahora parece una tortuga reumática y asfixiada. La muerte de mi madre me ha afectado más de lo que creías, ha sido una descarga de infantería a mis murallas naturales. Curiosamente una de las cosas que más me preocupa en este momento no es el pasado sino el futuro. La fragilidad de ese niño que viene en camino.
Isabel ya no me aguanta sabes, ando más preocupado que nunca solicitando examenes y visitas al médico. Ante el mínimo asomo de nauseas o molestias llamo al medico y entro en colera cuando me contesta que es normal y que no lo joda a las dos de la mañana.
Me desconozco ahora cuando me miro al espejo, así de palido y descuidado estoy. Ya te imaginarás el resto.
Creo que es todo lo que tengo que decir por ahora. Sigo pendiente de ti, espero que no hayas perdido el camino amarillo a Oz.

1 comentarios:

Grupo Ondas dijo...

Desgarradores los dos últimos. Ya tengo hecha una imagen del mundo y la situación del personaje. Hasta me han dado ganas de buscarlo y darle el pésame.