viernes, 12 de septiembre de 2008

PARA LA COSA -Boceto para un cuadro de El Bosco -


Me deslizo, repto, babeo, me arrastro humillado, por siempre, para siempre, con gusto por disgusto. Soy la cosa que se pierde en medio del infierno, soy la cosa que existe hace tanto ya que parece ser sólo otra parte del paisaje, otra roca, otra hierba, otra alma atormentada.
Lo que nadie me cree es que me gusta estar aquí.
Soy un trozo de alma que alguien se olvido por error en un bolsillo o una cartera o quizás en el agua sucia de un jarrón. Lo sé todo por supuesto, las verdades y mentiras, las exageraciones y las negaciones, lo callado y lo anunciado a los cuatro vientos. a veces viene y me dice el director: Cosa (así me dice él), tenemos un inquilino nuevo para que nos digas cuando miente y cuando es sincero y por cada mentira le desgarraremos un poco de su alma y si estas de suerte entonces tal vez diga tantas mentiras como para que tengas una compañera cosa.
Como ya habran adivinado el jefe es algo así como mi amigo, o algo así como que quiere jugar a ser mi amigo o como que le gustaría ser mi amigo pero todavía no se decide. Claro, aquí queda todo entre nos, no es que vayan a salir de chismosos, de correveidiles. yo sé que al fin y al vabo no importa, total no soy más que una cosa, un pedazo de alma rota que se quedo por error...

1 comentarios:

Grupo Ondas dijo...

Es verdad que los dos escritos para los cuadros tienen algo de interesante. Pero se me parecen tanto a lo que escribía Julián. ¿O están hechos para ser aborrecidos?