viernes, 21 de marzo de 2008

NOCHES DE FUEGO Y SANGRE…

Kalí ha hecho tanta gala de su nombre en los últimos días que ni el periódico ni la revista me han dejado mucho tiempo para escribir. La ficción ha tenido que cederle espacio a la realidad.
En los últimos días Skin se ha tomado, de manera literal, varias partes de Kalí. Todo comenzó el miércoles santo cuando en una incursión conjunto fuerzas de la policía y el ejército se adentraron en la ZV58a3 dando captura a varios de “Los Hijos del Neón” entre ellos a Julio Ramírez, alias “Sandman”. Este último es un peligroso criminal que se distinguía por llevar un colar de orejas humanas alrededor de su cuello. Durante el enfrentamiento fueron además dados de baja cuatro miembros de la pandilla y siete miembros de las fuerzas del orden además de daños multimillonarios en las estructuras adyacentes.
Como resultado de esto Skin decidió tomarse por asalto algunos barrios periféricos a la ZV58a3. El ataque del jueves santo contra los centros policiales se realizó con cócteles molotov y cilindros bomba con los cuales se ha dado de baja a cuarenta uniformados. En este momento los enfrentamientos continúan.
La sevicia de los ataques ha tomado a los agentes por sorpresa y ha incapacitado cualquier tipo de respuesta. Algunos dirigentes políticos y altos funcionarios han hablado incluso de someter a un bombardeo intensivo la ZV58a3. Por supuesto esta estrategia tampoco es aplicable dado el alto número de civiles que habitan la zona.
Esta Tierra de Muertos se halla tan afectada que los daños en las vías que no han sido causados por la construcción del Sistema de Transporte Masivo, Mio, han sido causados por los funestos ataques de Skin y sus hombres.
El paisaje que ha resultado de todo esto se parece más a los de Sin City que a lo que se espera de una ciudad del Tercer Mundo.
En el día de hoy se ha hablado de la posibilidad de establecer una mesa de dialogo siempre y cuando “Los Hijos del Neón” depongan sus ataques continuados.
Dios nos ampare a todos en Kalí.

1 comentarios:

Martha dijo...

Vivo cerca de la zona de los enfrentamientos. Dile a Skin que no me mate, aún.
Me soñé que vos y tu mujer lo intentaban (matarme).
Hoy te perdoné los artículos tan pegados a la realidad que te comenté la otra vez.
como vos decís: estoy escribiendo en lenguaje cifrado, me releo y ya no me entiendo. Debe ser el calor de esta ciudad.